Usamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información acerca de nuestra política de cookies.

Áreas
Menú
es

Piel sana y sensible

La función de la piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, y puede llegar a  medir unos 2 metros cuadrados de media en un hombre adulto. La capa más externa de la piel  cuenta con millones de células, intercaladas entre lípidos,  lo que crea una barrera que ayuda a mantener el agua en nuestro interior.

Es tanto una barrera física frente a agentes externos irritantes como química frente a los microbios patógenos. Además permite mantener la piel correctamente hidratada.

Una piel comprometida, demasiado seca o demasiado grasa puede desencadenar problemas importantes a nivel de enfermedades cutáneas  o incluso influenciar en la calidad de vida de una persona.

Una higiene correcta es fundamental para limpiar la piel sin comprometerla y una correcta hidratación ayuda a mantener la piel sana.