Usamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información acerca de nuestra política de cookies.

Áreas
Menú
es

Nariz y labios

Cuidado de la zona peribucal en bebés

Exceso de saliva o babeo

La saliva es uno de los fluidos esenciales que cumple valiosas funciones en los procesos de digestión, protección dental o al ingerir comida, siempre dentro de la cavidad bucal. Sin embargo, el contacto continuado de la saliva con la piel puede provocar efectos negativos.

La forma más común de contacto entre la saliva y la piel es el babeo. El problema del babeo continuo es frecuente en determinadas situaciones, sobre todo en niños. La falta de control sobre la salivación provoca la salida de saliva fuera de la boca, afectando a las áreas cutáneas próximas, es decir, la zona peribucal. La piel afectada por la acción permanente de la saliva pierde su correcta función barrera protectora, por lo que se vuelve vulnerable a la acción de otros elementos irritantes (comida, polución, suciedad...), que empeoran la situación. Como resultado aparecen las irritaciones, enrojecimiento, inflamación y sensibilización de la zona peribucal.

Por eso es importante utilizar productos que protejan, hidraten y reparen la zona peribucal en caso de exposición continua a humedad.